Test de audición. Es mejor prevenir que lamentar

Si sospecha que tiene una pérdida auditiva, lo primero que debe hacer es visitar al audiólogo para obtener una evaluación profesional sobre su audición.

La prueba de audición es rápida, sencilla y no conlleva ningún dolor. El audioprotesista le entregará los resultados inmediatamente después de la prueba y le aconsejará sobre cómo redescubrir su audición.

La evaluación profesional completa de la capacidad auditiva le llevará menos de una hora. Una vez finalizada tendrá una idea clara de si tiene pérdida auditiva, de qué tipo y cómo se puede corregir.

¿Qué hará el audioprotesista?

El audioprotesista comenzará por hacerle algunas preguntas acerca de su salud general y del estilo de vida y la salud de sus oídos. A continuación, examinará el canal auditivo que comunica con el tímpano e irá buscando posibles alteraciones en su salud auditiva. Este examen del oído no será doloroso.

Para realizar la prueba, el especialista le pedirá que use los auriculares y escuche una serie de tonos para evaluar la sensibilidad de su audición en los diferentes niveles de frecuencia. Los resultados de la prueba se muestran en una audiometría.

¿Y si hay pérdida de audición?

La evaluación auditiva le dará una idea clara de si tiene alguna deficiencia. Si existe pérdida auditiva, el audioprotesista le explicará si se puede tratar con un audífono, y en caso afirmativo, qué tipo será el más conveniente.

Compruebe sí tiene algún síntoma de pérdida auditiva

Este test no es equivalente a un diagnóstico médico ni valora de forma fiable el estado de su audición. Si contesta una o más preguntas afirmativamente sería conveniente que le valorara un audiólogo protésico, profesional que se dedica a valorar la pérdida auditiva.